Zona Bloque 3

  • Inicio
  • Conductores de gualas que no están en Plan Integral de Movilidad solicitan integración al sistema de transporte masivo

Conductores de gualas que no están en Plan Integral de Movilidad solicitan integración al sistema de transporte masivo

Conductores de gualas que no están en Plan Integral de Movilidad solicitan integración al sistema de transporte masivo

Santiago de Cali, julio 11 de 2019.- Desde el Concejo de Cali conductores de gualas o camperos que prestan el servicio  público de pasajeros en el oriente solicitaron su integración al sistema de transporte Mio, por considerar que llevan más de 25 años realizando ese ejercicio, pero no quedaron incluidos en el Plan Integral de Movilidad Urbana PIMU que sancionó por decreto la Alcaldía.

El debate que se dio a iniciativa del Presidente del Concejo Fernando Alberto Tamayo Ovalle, logró movilizar a más de 600 conductores de gualas quienes llegaron al CAM pero no causaron traumatismos a la movilidad de Cali, se reveló además que contra los camperos en el oriente habría un foco permanente de corrupción desde la secretaría de Movilidad, dado que no cuentan con tarjetas de operaciones.

Durante el debate se conoció que si bien se tiene un estudio de consultoría para los camperos que circulan en ladera y el oriente pagado por Metro Cali, el Plan Integral de Movilidad Urbana PIMU no habría incluido a los camperos del oriente y tampoco plantea la intermodalidad lo que podría generar una solicitud de revocatoria del decreto que adoptó el PIMU.  

El Presidente del Concejo Fernando Alberto Tamayo Ovalle, expresó que el transporte público de pasajeros en el oriente se delegó a las gualas o camperos en los últimos 25 años, “por tanto no se les puede tratar como transporte ilegal o pirata. Son más de 800 camperos agrupados en cooperativas legales que mueven a más de 500 mil caleños ubicados en ese populoso sector de Cali”, enfatizó.

Tamayo Ovalle advirtió que si bien el Plan Integral de Movilidad Urbano, fue un acto administrativo asumido por Decreto, pero dado los vacíos técnicos que tiene en materia de movilidad, bien puede el próximo Alcalde derogarlo. “La caracterización que tiene el Municipio sobre camperos es del año 2015, entre tanto las 9 cooperativas de gualas que operan en el oriente siguen trabajando y asumiendo una responsabilidad constitucional que no puede ejercer Metro Cali y el Mio”.  

“No pueden seguir los camperos del oriente, siendo extorsionados o convertirse en la caja de la autoridad competente”, afirmo Tamayo Ovalle.

El Concejal Carlos Andrés Arias Rueda, recordó que las rutas y frecuencias están matando al Mio que no responde a la necesidad de movilidad que tienen los caleños. “En el oriente las gualas o camperos son el freno al Mio porque responden a las necesidades de transporte de los miles de usuarios del sector y esa es una realidad, lo malo es que ninguna de esas cooperativas de transporte tienen tarjeta de operación, pero no pueden considerarse informales”.

Arias Rueda advirtió que el Plan Integral de Movilidad Urbana no atendió la realidad de la ciudad y además no plantea alternativas de integralidad al transporte masivo.

Para el Concejal Luis Enrique Gómez, la solución se debe buscar a través del próximo Alcalde y que los camperos como modelo alimentador de transporte quede inmerso en el Plan de Desarrollo de Cali 2020 - 2023. Asimismo, planteo Gómez, la necesidad de buscar una solución desde el Ministerio de Transporte para que los camperos a nivel nacional sean acogidos dentro de la intermodalidad. 

A su turno, la Concejal María Grace Figueroa Ruiz recordó que la intermodalidad es una oportunidad para Cali, donde las gualas o camperos pueden suplir las rutas no existentes, especialmente en la movilidad de personas. “Metro Cali contrató un estudio sobre camperos para zona de ladera y el oriente y la integración con el Municipio de Jamundi, por un costo de 1549 millones de pesos, con un plazo de ejecución de 12 meses”, sostuvo Figueroa Ruiz, quien advirtió que con ese estudio de consultoría se buscaba una propuesta de integración intermodal.

Figueroa también explicó que el PIMU también habla de soluciones de integración de transporte, pero solo para la ladera, aunque el estudio de consultoría que pagó Metro Cali si incluye al oriente.

El Concejal Roberto Rodríguez Zamudio, indicó que este tema no es nuevo para el Concejo y para la ciudad. En el año 2016 se buscó una solución con Metro Cali, recordó Rodríguez Zamudio, “pero no hubo solución y el tema sigue sobre la mesa sin una decisión para los camperos”.  El Cabildante calificó como catastrófico pensar el oriente sin la movilidad de pasajeros en gualas. “Pero nos falta exigir resultados por parte del Sistema de Transporte Masivo Mio, y esa es la decisión que se dé la integración”.

La Concejal Clementina Vélez Gálvez, calificó la situación como un problema de ciudad porque el oriente no puede quedarse si transporte público y las gualas son un medio complementario que debe contar con el visto bueno del gobierno municipal.

Para el Concejal Richard Rivera Campo, a los Alcaldes les ha faltado compromiso con los camperos, porque luego de 25 años siguen esperando un derecho a la intermodalidad de transporte público, sin que se den las oportunidades. “Urge del gobierno local una decisión técnica de fondo”, señaló Rivera Campo.

La Concejal Patricia Molina Beltrán, advirtió que hoy son los camperos quienes garantizan la movilidad de la comunidad del oriente de Cali.

El Concejal Henry Peláez Cifuentes, recordó que la legalidad de los camperos o gualas de oriente debió buscarse en el Ministerio de Transporte, pero advirtió que el tema es complejo. Sin embargo, sostuvo que tratándose de un tema social Cali, sabe que debe contar con las gualas dadas las deficiencias que tiene el Mio. “Debe entonces la Secretaría de Movilidad y Metro Cali permitir la operatividad de las gualas hasta que no exista un estudio técnico que demuestren esa necesidad”, anotó.

William Fernando Camargo Triana, Secretario de Movilidad de Cali sostuvo que desde 1984 las gualas existen en Cali y que suplen una necesidad que tiene la ciudad. Según Camargo, “la demanda de viajes, acorde al PIMU, son de 80 mil usuarios al año 2015, lo que demanda actualizar las cifras, como lo pide la Concejal María Grace Figueroa”.

La tarea de movilidad, es de regulación y control, sostuvo Camargo Triana ante la plenaria del Concejo. “Una cosa es la legalidad y otra la legitimidad, en este caso los camperos se legitiman al prestar un servicio donde el Estado no puede, pero en materia de legalidad la prestación del servicio demanda la habilitación de las empresas de transporte que demanda unas obligaciones”, explicó Camargo Triana ante los Concejales y los conductores de gualas presentes en el Concejo.

“Aún no sabemos cuántos vehículos se requieren para mover esos 80 mil pasajeros, garantizando la seguridad en la movilidad para los usuarios tal como lo exige el Ministerio de Transporte”, anotó Camargo quien rescató del debate el que el Concejo busque las soluciones a futuro tal como tiene el compromiso la Administración Municipal como lo hace con 720 vehículos de transporte público o complementario TPC.

Para el titular de la Movilidad en Cali, existen otras condiciones para los conductores de camperos entre ellas, las rutas y frecuencias, el estado de los vehículos, la seguridad social y la atención a víctimas, que son protocolos de seguridad integral. “Esa información nos la dan las cooperativas de las gualas, mientras tanto, el Municipio trabaja en la precisión de las cifras en cuánto a movilidad y la inclusión social teniendo en cuenta el modelo del Mio”, aseveró William Fernando Camargo Triana.

Concluyó que las empresas de gualas del oriente no tienen habilitación de operación, que es la exigencia que da garantías tanto para propietarios y usuarios. Según las estadísticas solo el 6.2% utilizan el servicio de transporte de gualas.

Delvys Batalla, destacó el espacio que dio el Concejo para escuchar las necesidades que hoy tienen los conductores y propietarios de gualas y camperos del oriente. “El oriente es el sector con mayor población y en época electoral muchas personas van a prometernos cosas que no pueden cumplir, pero es culpa de nosotros mismos”, sostuvo Batalla en su intervención.

Pero recordó que las gualas llegan donde el Masivo no tiene rutas. La señora dejó tres conclusiones sobre el debate: primero que se reconozca la labor realizada durante 30 años, que se nos brinden herramientas que nos lleve a la legalidad.

Finalmente Rubiela Delgado, enfatizó que el transporte de guala suple al Mio y aunque sabe que no se cuenta con tarjeta de operación se requiere de ser incluidos en el PIMU tal como hoy están las gualas de la zona de ladera.

 

Concejo de Santiago de Cali

www.concejodecali.gov.co

Twitter: @ConcejoCali

Facebook: Concejo de Santiago de Cali

Comunicado Informativo: 21.2.3.177

 

Número de visitas a esta página: 72
Fecha de publicación: 11/07/2019
Última modificación: 11/07/2019


Comentarios

Vea todos los comentarios

Comparte esta publicación

Acerca de este Portal Nexura