Zona Bloque 3

  • Inicio
  • Madres denuncian exclusión de sus hijos con discapacidad en instituciones educativas públicas y privadas

Madres denuncian exclusión de sus hijos con discapacidad en instituciones educativas públicas y privadas

Madres denuncian exclusión de sus hijos con discapacidad en instituciones educativas públicas y privadas

Santiago de Cali, julio 10 de 2017.- En Cali hay discriminación escolar para niños con discapacidad, según lo denunciaron ante el Concejo algunas madres de familia quienes asistieron a una sesión plenaria donde se analiza los avances de la política de discapacidad, que se aprobó para la municipalidad desde el año 2014.

El debate que se adelantó a iniciativa de los Concejales Alexandra Hernández Cedeño y Juan Carlos Olaya Ciro, develó como algunos menores son excluidos por docentes y directivos escolares, pese a que la secretaría de Educación Municipal trata de dar cumplimiento a lineamientos nacionales e internacionales de mantener dentro de la educación regular a menores con discapacidad garantizando sus derechos.

Los casos más graves los expusieron las madres Olga Lucía Aguilar y Angie Clarson, esta última cuyo hijo de cuatro años fue excluido del Liceo Francés Paul Valery.

Así lo hicieron saber, María Eugenia Escobar, Martha Sepúlveda, Olga Lucía Aguilar, Angie Clarson, Catherine Rengifo, y Alexandra Pinzón, quienes expusieron casos puntuales de exclusión por la discapacidad que viven sus hijos.

Para María Eugenia Escobar, lo que debe proponerse desde el gobierno local es sumar en la erradicación de la pobreza y disminuir las desigualdades, cosa que no ocurre con la población con discapacidad. “Tenemos barreras, especialmente en actitud por parte de docentes y rectores, que no le  brindan oportunidad a estos menores”, sostuvo Escobar.

A su turno, Martha Sepúlveda, recordó que es un deber que el Municipio transforme las aulas escolares para permitir que la población con discapacidad pueda participar y acceder al derecho a la educación pública.

Olga Lucía Aguilar, madre de un menor con discapacidad neuronal, manifestó que tuvo que ser docente de su hijo dos años para poder educarlo. “En uno de los colegios públicos, me dijeron que no insistiera en llevarlo a la educación regular, que por que era tan terca”, denunció Aguilar quien reclamó de paso el derecho al trabajo, pues siendo contratista del Municipio tuvo que renunciar a ese contrato. Como ella, según lo manifestó, son 180 madres de familia que reclaman espacio para sus hijos y una oportunidad de empleo.   

Angie Clarson, mamá de un niño autista de cuatro años, manifestó que su hijo llevaba tres años escolarizado en el Liceo Francés. “Pero este año, el nuevo rector del Liceo Francés exigió un terapeuta para que acompañara a Juan Manuel. Pese a que se cumplió con la exigencia, hace tres meses el director de la primaria del Liceo Francés, manifestó que el niño no sería capaz con las exigencias de la institución. Llevamos año y medio buscando colegio y la respuesta es que no hay cupos de inclusión”, explicó Clarson quien fue notificada en junio de 2017 de la no renovación del cupo para Juan Manuel en el bilingüe en mención.

Catherine Rengifo, sostuvo que a pesar de las recomendaciones que hacen los médicos y científicos que atienden a padres y niños con autismo, al momento de ser evaluados, no es posible que eso ocurra, porque los docentes no están capacitados para prestar dicha atención, y la evaluación no es diferencial. “Se tanto en colegios públicos como en los privados, éstos últimos que exigen un terapeuta como tutor”, explicó Rengifo que tiene un niño de 8 años con Autismo Asperger, pero desescolarizado porque no hay condiciones.

La Concejala Alexandra Hernández Cedeño, indicó que el concepto de discapacidad varía en la medida que la sociedad avanza, por lo que las grandes urbes deben acoger ese tipo de percepciones y adaptar los sistemas para que respondan a cada una de las necesidades de las comunidades especiales.

En ese sentido, hizo un llamado al gobierno municipal para que se sintonice con las comunidades en condición de discapacidad evitando así la discriminación y mitigando los impactos negativos que dicha diferenciación pueda causarles.

“En relación a la generación de empleo, atención en educación y salud, son ejemplos claros de la forma como las soluciones son paliativos, pero no ofertas concretas que respondan a la población en discapacidad”, afirmó la Concejala citante Alexandra Hernández Cedeño.

Hernández Cedeño indicó que en el caso de la Secretaria de Movilidad, las flotas de transporte público no responden a los discapacitados en sillas de rueda, no hay lenguaje Braille en paraderos y buses, mientras que la señalética es limitada para personas con problemas visuales.

En relación a obras físicas a cargo de la Dirección de Planeación, son visibles las barreras arquitectónicas en barrios y comunas. Ello demanda, dice la Concejala que a través de las Unidades de Planificación Urbana UPU, se defina la población a beneficiar con obras de adecuación que permita su movilidad sin traumas.

En lo que corresponde a la educación, el informe traído al Concejo, sostuvo Alexandra Hernández Cedeño, “solo responde a temas de movilidad en sillas de ruedas dejando por fuera otras modalidades de discapacidad, y solo se atienden cerca de 2.886 estudiantes con discapacidad”.

El Concejal Juan Carlos Olaya Ciro, sostuvo que el tema de la discapacidad debe ser una prioridad para el gobierno local. En ese sentido, manifestó que la discapacidad está limitando a las personas para culminar sus metas, especialmente en temas de educación, donde se requiere inclusión. “Queremos que este sea un tema prioritario para el Alcalde de Cali, liderando un modelo de educación inclusiva, donde todos los niños y niñas con o sin discapacidad puedan aprender juntos, pero con un área de soporte adecuada por parte de docentes y administrativos, y con unos establecimientos que se adapten a los discapacitados y no al contrario”, advierte Olaya Ciro.

Respecto de las denuncias que hicieron las madres con menores excluidos, Olaya Ciro demando de la Secretaria de Educación Luz Elena Azcarate, establecer una ruta de atención para evitar que estos casos sigan repitiéndose en instituciones escolares públicas y privadas.

Luz Elena Azcarate, Secretaría de Educación de Cali, indicó que el Municipio ha avanzado en el tema de atención a la comunidad con discapacidad, pero advierte que hay mucho por hacer. “En el caso de la educación avanzamos, pero los resultados y la cobertura no son suficientes, pero creamos conciencia como Estado para incluirlos y garantizar la educación a la población con discapacidad”, indicó Azcarate.

Cali tiene a la fecha 62 sedes educativas que se han adaptado en temas de movilidad a través de rampas, baterías sanitarias, pasamanos y otros elementos. Por año, el Municipio invierte en la adaptación de 20 aulas, para que doten de los equipos para atender población sorda, ciega y con problemas de movilidad.

En 100 colegios o instituciones educativas se han hecho inversión para adaptar los planteles a temas de discapacidad, seis colegios nuevos y los mismos Centros de Desarrollo Infantil que se construyen.

“Nosotros buscamos que la atención escolar para comunidad con discapacidad se haga en la misma educación regular, atendiendo a 2.886 niños a la fecha, contando en todas las instituciones educativas públicas de Cali, con profesionales especializados en atención a población en situación en discapacidad”, enfatizó Luz Elena Azcarate, aclarando que en el Instituto Tobías Emanuel se atienden 120 estudiantes extra edad.    

Con cerca de 10 ONG especiales, se atienden a 460 jóvenes en condición de discapacidad, no son estudiantes regulares, y lo que se atienden en estas organizaciones es su vocación. Otra oferta es la contratación por cobertura, dirigida a niños con discapacidad en los primeros grados de primaria, sumando una población de 120 menores atendidos.

Para la Concejala María Grace Figueroa Ruiz, el avance del gobierno municipal en atención  a la población con discapacidad es poco, partiendo de la base que en el año 2014 Cali adoptó una política para atender a esa comunidad. “Solo hay adecuadas 62 sedes educativas, es decir el 25% del total de las instituciones escolares. Por consiguiente, se debe precisar si de la inversión por más de 360 mil millones de pesos que autorizó el Concejo de Cali en el año 2016, cuánto se invertirá en accesibilidad para la población escolar con discapacidad”.

 

Comunicaciones y Relaciones Corporativas

Concejo Santiago de Cali

www.concejodecali.gov.co

Twitter: @ConcejoCali

Facebook: Concejo de Santiago de Cali

Comunicado Informativo: 21.2.3.178

 

Número de visitas a esta página: 159
Fecha de publicación: 10/07/2017
Última modificación: 10/07/2017


Comentarios

Vea todos los comentarios

Comparte esta publicación

Acerca de este Portal Nexura