Zona Bloque 3

  • Inicio
  • ZOOLOGICO DE CALI SIN RECURSOS PUBLICOS PARA OPERAR

ZOOLOGICO DE CALI SIN RECURSOS PUBLICOS PARA OPERAR

ZOOLOGICO DE CALI SIN RECURSOS PUBLICOS PARA OPERAR

 

Santiago de Cali, junio 5 de 2009.-
 
 
 
Pese a cumplir casi 40 años de haberse fundado, el Zoológico de Cali no tiene dolientes en el sector público; su subsistencia obedece más al querer de quien orienta la ONG que le administra, la cual fue creada mediante Acuerdo del Concejo en el año de 1981, para que asumiera la responsabilidad que ninguna entidad pública quería endilgarse. Desde el año 2005 el Municipio dejó de entregar recursos al parque. Una de las mayores amenazas es la invasión en la zona perimetral y la falta de recursos públicos para realizar trabajo social que beneficie a comunidad de estratos populares.
 
 
 
El Concejo de Cali como miembro fundador de la fundación Zoológico de Cali, invitó a su directora María Clara Domínguez para conocer el estado actual del parque temático, a fin de establecer mecanismos de apoyo dada las amenazas que se tienen a su alrededor en cuanto a invasión de espacio público, fraude de agua potable, vías de acceso en mal estado y falta de presupuesto para concluir obras que brinden garantías a la fauna silvestre que allí habita y recuperar espacios cedidos a terceros por parte del gobierno municipal.
 
 
 
“El Zoológico de Cali es más conocido a nivel internacional que localmente. Y a pesar que se hacen asignación de recursos municipales por convenios, desde el año 2005, esos convenios no se han podido celebrar debido a la tramitología que ello demanda, y al desconocimiento que tienen los funcionarios en la parte jurídica, haciéndonos invertir hasta 4 millones en pólizas y otros documentos que son perdida para la Fundación, puesto que se acaba el año fiscal no se nos entrega la partida”, explicó ante la Plenaria la Directora Domínguez.
 
 
 
El presupuesto del parque es de 5 mil millones al año, los cuales se conforman, en un 70% de los ingresos que genera la taquilla; un 35% de los servicios que presta al interior del parque; otros ingresos provienen de la empresa privada.
 
 
 
En alimentación para los animales, en el año 2008 se invirtieron $255 millones aproximadamente, por impuestos se pagaron $257 millones, en mantenimiento se destinaron $350 millones, es decir casi $30 millones por mes, y en servicios públicos casi mil millones. “Esos rubros nos dejan sin recursos para invertir”, sostiene Domínguez quien espera que el gobierno legalice y traslade la semana que inicia (8 al 12 de junio), la partida de $300 millones que se apropiaron desde el Concejo para adecuar una zona de Lémures.
 
 
 
Domínguez también se atrevió a ofrecer apoyo al mantenimiento de parques y zonas verdes de Cali.
 
 
 
Respecto de la situación actual que presenta el Zoológico de Cali por invasión de terrenos, su Directora María Clara Domínguez aclaró que en el caso de la Fortuna, el hecho de permitir nuevas tomas de hecho, “pone en riesgo la estructura y el entorno de la fauna que habita en el parque. Asimismo, cuestionó el derecho que se ha permitido a los administradores del Restaurante Cali Viejo que están también en predios del Zoológico, así como el alquiler que paga al Municipio. “Por ello solicite que la casona se restituya a la Fundación para que sea esta quien administre, pero allí hay un proceso por parte del Municipio en el Juzgado 8º para que eso sea posible”, explicó.
 
 
 
Otra amenaza, dice Domínguez es la inseguridad. “No contamos con cámaras y otros elementos que brinden protección a los animales, y al área perimetral de más 25 hectáreas”, agrega.
 
 
 
Concejales asistentes a la plenaria indicaron que el Zoológico de Cali debe continuar siendo un emblema para promover cultura ambiental y para generar turismo.
 
 
 
José Fernando Gil Moscoso, quien preside la Comisión de Presupuesto, citó al Director de Hacienda Juan Carlos Botero, a la Secretaria de Gobierno Eliana Salamanca y al Director de Desarrollo Administrativo Arturo Fernando Barco para que clarifiquen el papel del gobierno caleño frente al desarrollo del parque temático. “Las cifras deben cuantificarse para saber qué papel cumple el
 
Municipio”, anoto Gil.
 
 
 
Gil se comprometió también a analizar el caso del restaurante Cali Viejo para que se adopten medidas que generen valor agregado a la municipalidad. El Cabildante se atrevió a manifestar que a través de un Acuerdo municipal se puedan adquirir recursos de manera obligatoria y no a voluntad del gobernante de turno.
 
 
 
La Concejala Clementina Vélez Gálvez, consideró vital emplazar a la secretaría de Gobierno para que aclare qué ha pasado con la invasión de la Fortuna. “El Municipio que hace parte de la Fundación Zoológico de Cali como socio, no es un buen socio puesto que no ofrece resultados a favor de la fauna”, cuestionó Vélez.
 
 
 
El Concejal Fabio Rodríguez González consideró que pese a la falta de apoyo del Municipio, el Zoológico es un ejemplo de buena alianza entre lo público y lo privado.
 
 
 
El Cabildante Jaime Adolfo Gasca Cuellar destacó el hecho que sea la Fundación la que con iniciativa propia y otras fórmulas no gubernamentales haya podido llegar a un crecimiento tan alto. “Si el Zoológico estuviera en manos del Municipio la suerte de ese parque temático tal vez sería al contrario”, sostuvo Gasca Cuellar, quien se sumó a la citación que hizo Gil Moscoso para analizar en detalle el arriendo que se tiene a los administradores del Restaurante Cali Viejo.
 
 
 
Para el Concejal Fernando Alberto Tamayo Ovalle, el tema de la invasión de la Fortuna y el caso del Restaurante Cali Viejo, no son temas nuevos, y son graves. “Quienes están asentados de manera ilegal en el sector de la Fortuna, se constituyen en una amenaza para los vecinos, esa es una invasión de negocio que demanda mano dura del gobierno”, precisó Tamayo Ovalle.
 
 
 
La Concejala Julie del Pilar Reina, anunció que la entrega de los 300 millones de pesos, se hará a través de convenio con la Secretaría de Educación y que permitirán a cambio el ingreso de manera gratuita a más de 30 mil niños de estratos 1 y 2.
 
 
 
El Concejal Wilson Neber Arias aclaró que muchos habitantes de la Fortuna, llevan más de 20 años allí, “esperando una solución y son objetos de violaciones a su proceso de posesión”. Arias precisó que si queremos un Estado fuerte, no es de represión, sino de solución a los problemas.
 
 
 
OFICINA DE COMUNICACIONES Y RELACIONES CORPORATIVAS
 
Número de visitas a esta página: 3704
Fecha de publicación: 08/06/2009


Comentarios

Vea todos los comentarios

Comparte esta publicación

Acerca de este Portal Nexura